fbpx

Celulitis: ¿Qué es?

¿Sabes realmente qué es la celulitis, por qué se produce, qué tipos existen o cuáles son sus fases de desarrollo? Hoy te contamos todo sobre este problema estético que si bien convive con un sector de la población principalmente femenino, también se produce en un % reducido del masculino, independientemente de la edad.

Piel de naranja

La celulitis es el resultado de una acumulación de tejido adiposo, retención de líquidos y falta de tono muscular en determinadas zonas del cuerpo (principalmente caderas, muslos, glúteos y abdómen). Se refleja principalmente en las capas superiores de la piel donde crea un aspecto visual de hoyuelos conocido comunmente como «piel de naranja».

ANATOMÍA DE LA CELULITIS

Causas

Aunque resulta poco agradable a la vista, no es un problema puramente estético. La celulitis es también una enfermedad metabólica caracterizada por la alteración de las células adiposas o adipositos presentes en nuestro organismo. Al no recibir el drenaje adecuado, estos últimos se inflaman, aumentan de tamaño y adquieren una rigidez anormal que dificulta la circulación sanguínea y linfática.

Opuesto a la creencia popular, la celulitis no está relacionada con la obesidad: aparece con mayor frecuencia en personas obesas.

Entre los factores que pueden favorecer su aparición se encuentran:

  • Malos hábitos alimenticios.
  • Mala circulación: insuficiencias venosas, varices y demás problemas circulatorios locales.
  • Constitución física: algunas personas son más propensas a padecer celulitis.
  • Determinadas posturas corporales.
  • El tabaco.
  • La ropa excesivamente ajustada o que no transpira bien.
  • Factores genéticos: desde el punto de vista étnico tiene mayor incidencia en las mujeres latinas que en las nórdicas.
  • Alteraciones hepáticas o renales (especialmente las insuficiencias): factor predisponente a la acumulación local de desechos y residuos tóxicos, que de otra manera serían eliminados con normalidad.
  • Factores hormonales y endocrinos: la celulitis se relaciona mucho con la progesterona y los estrógenos.
  • Vida sedentaria.

Tipos de celulitis

La celulitis se puede clasificar según su localización y consistencia.

Localización

  • Generalizada: aparece en personas con obesidad y, por lo tanto, con malos hábitos alimenticios. Conforme pasan los años suele hacerse más visible y difícil de tratar
  • Localizada: se da en ciertas partes del cuerpo, predominantemente en la zona de los glúteos, la parte posterior de la pierna y la zona lumbar. Puede llegar a producir cierta sensación de dolor en esas zonas.

Consistencia

  • Dura: la piel suele estar rígida y consistente. Para observarla hay que pellizcar la zona. Se debe fundamentalmente a malos hábitos de alimentación y a falta de oxigenación de la piel.
  • Blanda: además de ser visible, se caracteriza por el hundimiento de la piel ante la mínima presión en la zona. Su principal causante es la falta de ejercicio físico.
  • Edematosa: se presenta sobre todo en chicas jóvenes. Puede producir la hinchazón de todo el muslo cambiando el aspecto visual de los mismos.

Fases de desarrollo

La celulitis se desarrolla en cuatro fases:

Fases Síntomas
1 No se manifiestan de forma visual (se desarrollan en el interior de la piel). Comienza a aparecer pesadez en las piernas. La zona celulítica se palpa espesa, infiltrada, menos elástica y más fría. Comienza a verse la conocida piel de naranja cuando se ejerce presión en la zona afectada. Esta etapa es reversible.
2 Aumentan la dilatación vascular y el espesor de la piel, pero todavía no existe dolor al tocar la zona afectada. Sale suero desde los capilares hacia el tejido subcutáneo. El edema empuja a las fibras conjuntivas y filetes nerviosos. A los síntomas de la fase 1, se suman dolor y aparición de piel de naranja ante la presión en la zona. Aparecen estrías y várices, tendencia a la obesidad y lipodistrofia localizada. Esta fase también puede ser reversible si se trata a tiempo.
3 Aparece la típica piel de naranja espontánea y al tocar las zonas afectadas se siente dolor. Las fibras de la dermis y la hipodermis sufren una degeneración del colágeno. Se forman bloques amorfos que provocan aprisionamiento de los adipocitos llenos de triglicéridos. Se altera el metabolismo celular y se forman micronódulos. La piel está fría, seca y con pocitos. Se evidencian várices superficiales y profundas, artropatías dolorosas y lipodistrofia localizada (asociada a estrías nacaradas y flacidez). Si coincide con un período pre menopáusico se dificulta la reversibilidad de los síntomas, excepto cuando se mantiene un tratamiento exhaustivo y sostenido.
4 Dolor más intenso (incluso sin tocar la zona celulítica) y piel de naranja más hinchada. Temperatura inferior al resto del cuerpo en las zonas afectadas. Progresiva compresión de vasos y nervios que produce alteración nutricional del tejido conjuntivo sin alterar el tejido adiposo (éste permanece normal en su constitución química). Piel acolchonada que se ve a simple vista sin necesidad de presión (nódulos duros e indoloros). Esta fase no puede ser revertida, pero puede mejorarse con tratamiento.

¡Puedes dejarnos tus dudas o comentarios aquí debajo y te responderemos! 👇

Dr. Antonio Hernández

Dr. Antonio Hernández

Especialista en medicina ortomolecular, natural e integrativa y medicina estética antiaging.

Ver todas las entradas de Dr. Antonio Hernández →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *